10 feb. 2017

Cuando en la "cosecha" algo se repite de manera sistemática (una queja, un sufrimiento concreto, un pensamiento), uno debe de plantearse qué es lo que hay en común. 
Él "sembrador", uno mismo.
Tal vez, entonces, sea un momento estupendo para reflexionar qué es lo que puede estar ocurriendo, qué decisiones se están tomando y cómo uno llega a recoger algo que no era lo que esperaba cuando "había sembrado".
No puedes cambiar a los demás pero sí pensar si necesitas cambiar algo de ti mismo.

1 comentario:

  1. eso es verdad, uno sin pensar uno cambia desde la pubertad a la niñez, y ahora soy mas responsable que antes con mis estudios y mis deberes.

    ResponderEliminar