1 ago. 2016

Emmanuel Berl: "Aristóteles e inclusive Platón nos prueban hasta el cansancio que Grecia situaba a la amistad por encima de la libertad. Esto era cosa más de la ciudad que de los individuos. La amistad era la virtud suprema. Nos sobrecoge observar el desmedro que ésta ha sufrido desde el desmoronamiento de la cultura antigua. Ya no es hoy sino un reflejo pálido de lo que era y sólo adquiere vigor, elocuencia y fuerza en las personas y en los periodos que imitan a la antigüedad. Así sucede en la obra de Montaigne o durante la Revolución Francesa. Proust la proclama imposible e inútil a la vez. Duda que pueda contribuir eficazmente al desarrollo de la persona que la siente, y dice que consiste en esencia en llorar con otro al recibir la falsa noticia del incendio del Louvre. De escuchar esos análisis, un ateniense hubiera pensado, por cierto, que Proust estaba loco" («El porvenir de la cultura occidental»; Buenos Aires: Argos, 1947 [1946], página .
Foto de Colegio Abierto de Filosofía.
39).

No hay comentarios:

Publicar un comentario