12 ago. 2016

¿Somos cada día más violentos?


La situación actual de violencia en el mundo no tiene parangón quizá desde fines de la Segunda Guerra Mundial

Las llamadas reiteradas del Papa Francisco a la paz; los esfuerzos de miles de misioneros en todos el planeta para lograr la reconciliación; los trabajos y los días de millones de seres humanos que quieren construir un entorno pacífico, pareciera ser que no tienen eco en el corazón endurecido de los violentos.

Haciendo un resumen de los datos que arroja la décima edición del Índice de Paz Global 2016 elaborado por el Instituto para la Economía y la Paz, podemos decir que el mundo es menos pacífico que el año pasado y que –al igual que en la riqueza—la brecha entre los países más y menos violentos, se está ampliando.

“Los dos indicadores que mayormente se han deteriorado en los últimos años han sido el impacto del terrorismo y la inestabilidad política”, según se puede leer en la carátula del informe de este 2016.

El Índice tiene en cuenta los conflictos nacionales e internacionales en los que está involucrado el país, su seguridad interior (evaluando un total de diez factores, incluyendo criminalidad y actividad terrorista) y el nivel de militarización del país, teniendo en cuenta el gasto militar, entre otros datos.

La situación actual de violencia en el mundo no tiene parangón quizá desde fines de la Segunda Guerra Mundial. Lejos de mejorar, la situación de violencia en las veinte naciones más violentas del mundo –de Libia a Siria– ha ido empeorando.

Los de arriba y los de abajo

Los diez primeros países (del 1 al 163) en el Índice de Paz son Islandia, Dinamarca, Austria, Nueva Zelanda, Portugal, República Checa, Suiza, Canadá, Japón y Eslovenia.

Los diez últimos lugares de la tabla presentada en 206 por el Instituto para la Economía y la Paz son Libia, Sudán, Ucrania, República Centroafricana, Yemen, Somalia, Afganistán, Irak, Sudán del Sur y Siria.

España está en el lugar 25, Italia en el 39, Argentina en el 67, Cuba en el 85 (empatada con Perú), Estados Unidos en el 103, Brasil en el 105, México en el 140 y Venezuela en el 143, Colombia en el 147 (siendo el más violento de América Latina) y Rusia en el 151.

Los que más han mejorado su posición son Panamá (49), Tailandia (125), Sri Lanka (97), Sudáfrica (126) y Mauritania (123). Los cinco que muestran un mayor deterioro son Yemen (158), Ucrania (156), Turquía (145), Libia (154) y Bahréin (132).

Desde luego, en el caso de Turquía el Índice se elaboró antes del intento de golpe de estado de julio y de la enorme “purga” que el gobierno de Erdogan ha hecho en este país, tanto con funcionarios públicos como con miembros de las fuerzas armadas, devolviendo a Turquía a un debate nacional, incluso, sobre la restitución de la pena de muerte..

No hay comentarios:

Publicar un comentario