1 ago. 2016

¿Qué pensaba Bertrand Russell de nuestra pasión por el poder?
“Entre los deseos infinitos del hombre, los principales son los deseos de poder y de gloria –decía Russell–. A aquellos que solamente tienen un poco de poder y de gloria les puede parecer que con un poco más quedarán satisfechos, pero se equivocan: esos deseos son insaciables, infinitos, y solamente pueden hallar reposo en la infinitud de Dios. Cuando se sueña despierto no hay límite para imaginar triunfos, y si estos se consideran posibles, se harán todos los esfuerzos para alcanzarlos. Mientras los animales están contentos con la simple existencia y la reproducción, los hombres desean engrandecerse todo lo que su imaginación considera posible. Los hombres desearían ser Dios si ello fuera posible, y algunos de ellos encuentran difícil admitir esa imposibilidad”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario