21 jun. 2016

Cesare Beccaria: "Si se me opone el ejemplo de casi todos los siglos y de casi todas las naciones, que han impuesto pena de muerte contra algunos delitos, yo responderé que ello de nada sirve frente a la verdad, contra la cual no hay prescripción; que la historia de los hombres nos da idea de un inmenso piélago de errores, entre los cuales flotan unas pocas y confusas verdades, separadas por grandes intervalos. Los sacrificios humanos fueron comunes a casi todas las naciones, ¿y quién osará excusarlos? Que algunas pocas sociedades, y por poco tiempo solamente, se hayan abstenido de dar la muerte, me es más bien favorable que contrario; pues ello es conforme a la suerte de las grandes verdades, cuya duración no es más que un relámpago, en medio de la larga y tenebrosa noche que envuelve a los hombres. No ha llegado todavía la época afortunada en que la verdad, como hasta ahora el error, pertenezca a la inmensa mayoría..." («De los delitos y de las penas»; Bogotá: Temis, 2005 [1764], páginas 117-118).

No hay comentarios:

Publicar un comentario