21 jun. 2016

Emmanuel Berl: "Y, en efecto, algo en nosotros nos empuja hacia lo más desagradable, lo más difícil. Algo nos murmura que una idea debe ser tanto más verdadera cuanto más penosa sea. También esto es engañoso. En todos los respectos y de todas las maneras; pues se trata en general de recuperar en el plano del conocimiento lo que hemos consentido en perder en el plano de la esperanza. Por lo demás, la experiencia no da más autoridad al pesimismo que al optimismo ni en materia de vidas individuales ni en materia de vida colectiva. Maupassant decía muy bien que la vida no es nunca ni tan buena ni tan mala como se suele creer. La vida rebasa naturalmente las categorías del optimismo y del pesimismo, puesto que los engendra a ambos" («El porvenir de la cultura occidental»; Buenos Aires: Argos, 1947 [1946], páginas 13-14).

No hay comentarios:

Publicar un comentario