23 jun. 2016

PAZ EN COLOMBIA

El acontecimiento de la Habana Cuba, es de una gravedad
que supera el acontecimiento mismo de la guerra:
corresponde al período, altamente nefasto,
de putrefacción del cadáver, que sume en la
náusea y en un estupor impotente. En esta circunstancia
también, nuestras defensas simbólicas
son harto débiles, el dominio del fin de la
guerra no está en nuestras manos, y todos vivimos
este hecho con la misma indiferencia vergonzante,
exactamente como los rehenes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario