27 feb. 2016

John Rawls: "En breves palabras, el argumento es como sigue. El respeto a sí mismo está arraigado en nuestra confianza en nosotros mismos, en tanto que miembros plenamente cooperadores de la sociedad, capaces de ir en pos de una digna concepción del bien durante toda una vida. Así pues, el respeto a sí mismo presupone el desarrollo y el ejercicio de ambos poderes morales y, por ende, el del eficaz sentido de la justicia. La importancia del respeto a sí mismo estriba en que nos da un seguro sentido de nuestra propia valía y la firme convicción de que nuestra determinada concepción del bien es digna de realizarse. Sin el respeto a nosotros mismos nada parece digno de hacerse, y si algunas cosas tienen valor para nosotros, no faltará la voluntad de tratar de conseguirlas" («Liberalismo político»; México D. F.: Fondo de Cultura Económica, 2013 [1993], página 294).

No hay comentarios:

Publicar un comentario