27 feb. 2016

Julián Marías: "Ha sido, pues, el pensamiento una de las causas más eficaces para que la 'angustia' –en el sentido más lato del término– se instaure en el mundo actual, lo caracterice y configure. Se ha reconocido la radical inseguridad e incertidumbre de la vida humana, y con ello esta misma vida ha tomado posesión de esa vertiginosa condición suya. Ha sido, por tanto, el pensamiento fautor de la angustia. Pero, de otro lado, es de la esencia del pensamiento penetrar la realidad y dominarla, saber a qué atenerse respecto a ella. ¿Qué es de la angustia cuando el pensamiento intenta en serio hacerse cuestión y dar razón de la vida humana? ¿No quedará transida y salvada? Quiero decir, ¿no se brincará por encima de ella, salvándola, no para anularla, sino para conservarla en lo que tiene de inexorable y así ponerla a salvo, y con ella darle libertad? («Ensayos de convivencia»; Buenos Aires: Sudamericana, 1982 [1955], página 17).

No hay comentarios:

Publicar un comentario