27 sept. 2013

LOS MORALISTAS (SÓCRATES, PLATÓN, ARISTÓTELES)


ANTES de Sócrates, los filósofos se caracterizaron porque su curiosidad se dirigió a las cosas que están fuera del hombre. Su actitud se parecía a la de los niños pequeños que importunan a sus padres con preguntas tan difíciles como: “¿Por qué tienen lengua los perros, papito?, “¿Por qué tengo uñas, papito?, “¿A qué entraste anoche a la pieza de la empleada, papito?


Si los presocráticos representan la infancia de la Filosofía, Sócrates, Platón y Aristóteles representan la adolescencia. La mirada llena de curiosidad se dirige hacia el hombre. Las interrogantes que plantean son de este tipo “¿Qué es lo bueno y qué es lo malo?”, “¿Es mejor ser rico o ser honrado?”, “¿Es mejor trabajar o ser empleado público?”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario