22 sept. 2013

SER




Es el termino fundamental de la Metafísica, al mismo tiempo es un termino flexible, variable en la comprensión, cuando se limita sólo a un presencia o posición, abraza todas la perfecciones y los modos de ser[1].

El ser lo confunden con el uno (Plotino), la idea (Platón), forma de la sustancia (Aristóteles), la verdad (Agustín), el bien (Pseudo Dionigio). El ser de Parménides fue el primero en sostener la superioridad de la interpretación del mundo y negar la veracidad de la percepción sensible. Es univoco y monístico.

Santo Tomas lo explica como análogo y pluralístico. El actus essendi es la verdad central de la metafísica como doctrina, donde el primer principio intrínseco de la realidad del ente en cuanto ente, es efecto del acto creativo divino. Esse ipsum subsistens, El Ser Sumo, absolutamente perfecto y simple, sin ninguna distinción real en su esencia (quid sit) y su existir (an sit).

Ser es el término fundamental del pensamiento, su ambigüedad nace en el hecho que puede ser usado en modos distintos, como forma verbal (Sócrates es...). Usar una palabra como atributo no es exclusivo del verbo ser, otras nociones pueden llegar al mismo nivel de tratamiento lingüístico como bello, uno, cosa, bueno y verdadero, que es adjetivo o sustantivo.

“Un pan es pasajero para quien sólo se asombra con el brillo del metal innecesario que se ama pero no alimenta”.
“Lamentable es vivir en el sinsentido del afán que no permite vivir y disfrutar el tiempo y en él los detalles que conforman la vida”.
“Lamentable pasar pensando en tener, en aparentar y no en ser. No logra el sentido quien solo consume. Pero de esto podemos salir, la misma esencia es el agua en la que caminamos, nos sumergimos y salimos, para luego entrar y caminar hasta el final de la vida, en la eternidad”.
L.A.C.C.



[1] BATTISTA, M. Diccionario enciclopédico de Tomismo,  Edit. Domenico, Roma It. Pág.  270 – 290.

No hay comentarios:

Publicar un comentario